Redes Sociales

Vídeos Recientes

13/1/17

Sadako y las mil grullas


¡Hola a tod@s!

No sé si lo sabréis, pero dentro de poco vamos a celebrar el día de la paz
En los coles, es una fecha que siempre celebramos; casi siempre con el simbolismo de la paloma blanca

Pero el año pasado, me contaron una historia relacionada con la paz. Una historia que tiene en común con nuestras idol el país de origen

Se trata de la historia de Sadako y las mil grullas

Si construyes mil grullas de papel, tu mayor deseo se hará realidad
La historia comienza con una niña llamada Sadako, que vivió en Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial
Al caer la bomba atómica a unos 1,5 km de distancia de su casa, Sadako desarrolló leucemia

Su amiga Chizucho le contó que si hacías mil grullas de papel, tu mayor deseo era cumplido por los dioses

Sadako deseaba de todo corazón curarse de su enfermedad, por lo que se propuso hacer las mil grullas... Pero solo consiguió hacer 644...

Sus amigos continuaron la labor de Sadako y consiguieron hacer las 1000 grullas, con la esperanza de que no hubiese más guerras en el futuro y que, por tanto, hubiera paz en el mundo.

Pasados tres años, los niños de Hiroshima le dedicaron una estatua con una grulla en la mano. Dicha estatua sigue allí, en el Parque de la Paz; donde cada año en el Día de la Paz (6 de agosto) llegan miles y miles de grullas desde todo el mundo

Es una historia con un origen algo triste, pero que ha dado lugar a un gesto noble y con un sentimiento muy puro: el deseo dela paz en el mundo
Y por supuesto, de la mano de los niños... Tal vez los seres de los que los adultos deberíamos tomar más ejemplo


Al saber de esta historia, no he podido evitar pensar en Riho Sayashi haciendo grullas para llevarlas al parque; y a todas las demás idols intentando hacer su aportación. Se me fue mas la mente a Riho porque ella es de allí


Espero que os haya gustado esta historia. Por si os interesa, os dejo la bibliografía del libro (82 páginas

Coeer, Eleanor (2003) Sadako y las mil grullas de papel. León: Ed. Everest

2 comentarios:

  1. Siempre Japón nos ofrece cosas increíbles y contradictorias. Puede tener los guerreros más famosos y las más hermosas iniciativas por la paz. Puede que una cosa no fuera posible sin la otra. Por eso forjaban espadas inigualables y a la vez llevaron el plegado del papel a la categoría de arte.

    Por suerte, podemos escoger (viéndolo desde fuera) lo que más nos gusta. Buscaré algún libro de origami y aprenderé a hacer grullas de papel. Quien sabe, a lo mejor el año que viene una de mis grullas llega a la estatua de Sadako junto a las de Riho.

    Gracias por esta entrada y que llegue pronto el definitivo de la paz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La grulla nunca probé de hacerla; he hecho alguna flor.

      Fijo que en Youtube encuentras muchos tutoriales de cómo se hace la grulla. Youtube tiene de todo.

      Es una historia de origen triste pero de desarrollo conmovedor. Ojalá hubiera más gestos así en el mundo

      Eliminar